Rutina Minimalista para tu piel 10


Rutina Minimalista para tu piel

¿Sabes qué es?

Recobrar el sentido de lo básico y esencial, se vuelve universal en nuestros tiempos, como lo diría Ghandi: “la simplicidad es la esencia de la universalidad”.

En tiempos de pandemia y confinamiento, volver a la conciencia del cuerpo, reconociendo lo vulnerable y frágiles que somos, podría tener un poder transformador que nos haga repensar nuestras prioridades y hábitos.

Quizás exija una forma diferente de relacionarnos con el mundo y con nosotros mismos, una oportunidad para volver a lo mínimo (“minimal”) y esencial en rutinas de consumo, ejercicio, alimentación, trabajo, relaciones sociales y por qué no, en rutinas de cuidado de la piel.

El minimalismo tiene su origen en la arquitectura, pero el concepto ha permeado otros ámbitos, incluyendo el de la dermocosmética, que busca usar menos productos, con menor número de ingredientes y más naturales (fórmulas minimalistas).

En mi práctica clínica les insisto a mis pacientes que “menos es más”.

Acostumbrarse a limpiar, exfoliar o tratar la piel con una gran cantidad de productos, tiende a dañar la barrera natural que la mantiene hidratada y la protege contra los factores externos. Lo que predispone, a largo plazo, a sensibilidad, resequedad y rojeces.

Con base en esto, han surgido otras tendencias como el “skincare detox” (desintoxicación de productos para el cuidado de la piel) o “skin fasting” (ayuno cutáneo).

Sería absurdo trasladar el fenómeno détox de la alimentación a la piel, pues este es un órgano que tiene sus propios mecanismos de renovación y en mi concepto no requiere ayunos ni descansos, pero si SIMPLICIDAD.

1. LIMPIA:

Con detergentes sintéticos (“syndets”) o aguas micelares que preservan la barrera al tener un ph cercano al de la piel y al remover suavemente los residuos cutáneos.

*Prefiere los que sean libres de alcohol, parabenos y fragancias.

* Aquí te dejo algunos ejemplos: crema limpiadora Toleriane (Roche Possay), agua micelar Sensibio H2O (Bioderma), jabón Aquasense (Inbiotech).

2. HIDRATA:

Con hidratantes que eviten la pérdida de agua a través de la piel, brindándole suavidad y luminosidad. Muchos pacientes no lo hacen por miedo a brotarse, pero existen varias opciones para cada tipo de piel.

*Prefiere los que contengan esqualeno, glicerina, ceramidas, aceites vegetales (oliva, coco, soya, extracto de uva “grape seed”) y ácido hialurónico.

* Aquí te dejo algunos ejemplos: Toleriane ultra fluide (Roche Possay), Hydrabio Serum (Bioderma), Hydrance optimale UV Legere (Avene).

3. PROTEGE:

Con bloqueadores solares que protegen de radiación UVA Y UVB, disminuyendo riesgo de quemaduras y foto envejecimiento.

* Prefiere los libres de avobenzona, oxybenzona, octotryleno, octinoxato y meroxyl SX (ecamsole), ya que estos componentes pueden alterar la función normal de las hormonas y adicionalmente causar daño a los corales y a la vida marina.

* Aquí te dejo algunos ejemplos: Heliocare 360 toque seco (Cantabria Labs), Fluido Ultra Mat FPS 50+ ultra mat , Solar antiedad 50 + (Avene).

De esta forma puedes llevar una rutina simple y básica, que se ajuste a tu estilo de vida y que podamos personalizar en consulta dermatológica para obtener mejores resultados.

 

Feliz día

Dra. Lina Bonilla


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 ideas sobre “Rutina Minimalista para tu piel