¿Existe Realmente un Skin Detox?


¿Existe Realmente un Skin Detox?

El concepto de desintoxicación ha tomado mucha fuerza en los últimos años, principalmente en el marco de la medicina alternativa donde se prescriben dietas a corto plazo, con el fin de eliminar toxinas del cuerpo y promover la salud.

En este creciente mercado del “DETOX”, se empezó a hablar de una tendencia de “skincare detox” (desintoxicación de productos para el cuidado de la piel) o “skin fasting” (ayuno cutáneo), que consiste en suspender el uso de todos los productos, para que la piel por si misma busque su balance, principalmente si está presentando excesiva resequedad, oleosidad, acné o sensibilidad.

¿Sería necesario realizar un “skin détox”?

Médicamente hablando, la desintoxicación la realizan por sí mismos el riñón, el hígado, los pulmones y la piel con la eliminación de sustancias químicas a través de la orina, las heces, la respiración, el sebo y el sudor, respectivamente.

En la industria del “détox” los mecanismos de eliminación no se identifican con claridad y se clasifican las sustancias químicas como buenas o malas, cuando en realidad es la cantidad la que puede producir el “veneno”.

Es por esto que si me lo preguntas, te diría que ¡no! Cambiaría la palabra “détox” por un “reset” o reinicio, basado en pocas sustancias químicas en contacto con tu piel.

¿Y si funcionaría?

Si buscas remover toxinas, no, pero si tu piel está seca, sensible, inflamada, sería un paso inicial a considerar.

¿En quienes estaría indicado?

Si presentas piel roja, irritada y reactiva: la barrera cutánea está afectada y el exceso de productos empeora la condición. Al quedarte con la mínima cantidad de productos, podrías identificar cuál te aumenta los síntomas.

Eczema, rosácea, dermatitis perioral: son muchos los desencadenantes, pero el producto no adecuado podría ser uno de ellos.

Estas condiciones de la piel, tienden a ser persistentes y pueden requerir prescripción de otros medicamentos según las necesidades individuales. Por lo cual, te recomiendo antes de iniciarlo, solicitar una asesoría con un especialista para que te oriente.

¿Pacientes con acné se beneficiarían?

NO. El acné es una condición multifactorial, relacionada con mecanismos internos, genéticos y hormonales y los tratamientos tópicos ayudan a controlarlo.

¿Cómo se haría?

Quédate con un mínimo de productos:

1. LIMPIADOR SUAVE:

syndets o aguas micelares, libres de alcohol, parabenos y fragancias.

Foto 1

2. HIDRATANTE:

que contengan idealmente esqualeno, glicerina, ceramidas, aceites vegetales (oliva, coco, soya, extracto de uva “grape seed”) y ácido hialurónico. Existe uno adecuado para cada tipo de piel.

3. BLOQUEADOR SOLAR:

si hay irritación preferir presentaciones minerales o pantallas.

Luego puedes reintroducir otros productos bajo asesoría especializada. De esta forma puedes evaluar cual producto es adecuado o no para tu piel.

Sé que existen múltiples opciones para el cuidado cutáneo, con diferentes activos y beneficios importantes y en ocasiones es difícil resistirse a ellos, pero el uso simultáneo de muchos, sin asesoría profesional, aumenta el riesgo de irritación cutánea y es ahí cuando realizar un “skincare détox” puede ser de mucha utilidad.

 

Feliz día

Dra. Lina Bonilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *